Adaptabilidad: La Soft Skill Más Valorada
Adaptabilidad

¿Cuál es la soft skill más valorada en Recursos Humanos? 

La adaptabilidad.

Vivimos en un entorno social y empresarial cada vez más digitalizado y en constante evolución y cambio. La capacidad de adaptación y flexibilidad, se han convertido en habilidades básicas sin las cuales es difícil sobrevivir en el entorno empresarial.

Imagina la siguiente situación…

Son las 9 de la mañana de un ajetreado lunes.

Tienes programada una reunión importante en tu área para la presentación de presupuestos del departamento al comité de dirección.

Tu equipo y tú lleváis semanas trabajando en ellos y ya está todo listo cuando llegan nuevas directrices desde vuestra sede central que van a afectar tanto a la estructura del departamento como a vuestras nuevas responsabilidades.

¿Te resulta familiar?

Tanto si trabajas en la oficina como si tienes que liderar un equipo en remoto, seguro que has vivido, una situaciones similares en mayor o menor medida.

Pasas de sentir que tienes controlado tu trabajo a la sensación de incertidumbre.

El hecho es que, por mucho que planifiques, siempre surgirá algo que no tenías previsto.

Seguro que, ante lo inesperado, te han dicho que mantengas la calma y la cabeza despejada. Esto es importante para pensar en el siguiente paso. Pero, ¿entonces qué?

La adaptabilidad es el nuevo coeficiente intelectual

Volvamos al escenario anterior. Ahora las cosas han cambiado.

Podrás seguir con la mayor parte de tu plan, pero hay que hacer modificaciones importantes.

Aquí es donde entra en juego la capacidad de adaptación y la posterior gestión del cambio con tu equipo. La adaptabilidad en el lugar de trabajo es una competencia clave y requiere ser flexible y adaptarse a las condiciones de trabajo cambiantes, tanto si ese cambio se produce rápidamente, como es el caso anterior, o lentamente, como con la introducción de nuevos procesos o tecnología.

La forma de responder a las circunstancias en constante cambio es la clave. Desde los departamentos de Talento y Recursos Humanos tienen claro que la transformación continua y la gestión del cambio de manera sistemática son esenciales para el crecimiento y la gestión del talento humano.

Se prevé que el Coeficiente de Adaptabilidad (CA) será pronto el principal indicador de éxito, por encima del Coeficiente Intelectual (CI) y el Coeficiente Emocional (CE), lo que significa que el momento de desarrollar esta habilidad es ahora. 

Los nuevos líderes, los formales y los informales,  son personas que tienen muy desarrollado su Coeficiente de Adaptabilidad;  sin embargo, no es una habilidad exclusiva de liderazgo, contar también con  personas flexibles y con mente abierta en los equipos hace que los cambios se puedan implementar con mayor agilidad y facilidad. 

Potenciar y desarrollar esta soft skill fundamental, la adaptabilidad, requiere de actitud de apertura mental a los cambios que se producen en la organización y/o puesto de trabajo, independientemente del nivel de responsabilidad del mismo para interiorizar nuevos procedimientos o nuevas tareas que favorezcan el crecimiento contínuo.

 Cómo desarrollar la adaptabilidad

Para algunas personas es parte de su ADN, otras puede que se pregunten: “¿Cómo puedo desarrollar la adaptabilidad?

Aquí tienes algunas formas de empezar a desarrollar esta habilidad:

  1. Siéntete cómodo en situaciones incómodas

El cambio siempre llega.

No importa la experiencia que poseas, lo establecida que esté tu función o tu empresa u organización, la única forma de mantenerse en la cima y salir adelante es innovar.

Las personas y empresas de éxito lo saben, y por eso se introducen nuevos procesos y tecnologías de manera continuada.

Cuanto antes aceptes que no podrás contar siempre con los mismos supuestos y estrategias, más fácil te resultará.

  1. Mantente alerta

Conoce lo que ocurre en tu empresa u organización. Es difícil ser adaptable cuando sólo te limitas a ti mismo. Implícate en lo que hace tu empresa u organización, haz preguntas y luego pregúntate qué puedes hacer en tu función para avanzar en esa dirección.

  1. Aprende

Mantente activo buscando nuevas skills y conocimientos. Además de actualizar las habilidades para tu trabajo, lee y desarrolla habilidades fuera de tu función o sector.

Estas tendrán un valor incalculable en un entorno siempre cambiante.

Lee todo lo que puedas, siempre que puedas, y busca el consejo de quienes te rodean y hacen lo mismo que tú y más.

  1. Potencia tu creatividad

Tienes un montón de skills y conocimientos transferibles que puedes incorporar a tu trabajo, busca nuevas formas de hacer las cosas.

Cuanto más aprendas y más gente te enseñe, más te darás cuenta de que hay muchas formas diferentes de llegar a donde quieres.

Ser adaptable es ser flexible tanto en tu enfoque como en tu ejecución.

  1. Experimenta el fracaso

La única forma de mejorar es hacer. Propón nuevas ideas, no te quedes en lo conocido o lo que se espera de tí, ve un paso más allá.

Ahora eres responsable de esas ideas y de llevarlas a cabo. Algunas no funcionarán, y otras sí.

En cualquier caso, habrás adquirido un valioso conocimiento, y a medida que sigas probando, fracasando y teniendo éxito, te sentirás un poco más cómodo en tu incomodidad.

Si quieres más información sobre cómo implementar un plan de desarrollo en tu organización y sobre nuestra plataforma, contáctanos para una demo gratuita.

logo_white-min

Mindbly une tecnología, medición y coaching para crear líderes inspiradores y eficientes

© 2021, Mindbly todos los derechos reservados.