Cómo Volver Al Trabajo Presencial Sin Amargarse
volver al trabajo presencial

Cómo volver al trabajo presencial y no amargarse en el intento… y no amargarse en el intento es lo que tanto teletrabajadores como responsables de RRHH tenemos estos días en su cabeza. 

Están rondando las vacaciones de verano y la principal preocupación es qué va a pasar a la vuelta. Incluso se está poniendo de moda una palabra,  ergofobia, o miedo a volver al trabajo, traducido en estrés y ansiedad por volver al trabajo presencial.

Es hora de volver al trabajo presencial

Este septiembre, aprovechando las altas cifras de vacunación,  muchas empresas han planteado o más bien exigido volver al trabajo presencial y esto está provocando dolores de cabeza tanto a los responsables de RRHH, como a los líderes de los equipos y a sus colaboradores, ¿cómo normalizar la vuelta a la normalidad?

Según un estudio de Harvard Business School sobre la percepción de los trabajadores frente al teletrabajo y la vuelta a la oficina, mientras 81%  de los trabajadores piensan que no quieren volver a la oficina o prefiere el trabajo híbrido y al 61% le gustaría trabajar 2-3 días a la semana desde casa.

Ha quedado demostrado que el teletrabajo tiene sus ventajas tanto para la empresa como para los trabajadores. 

Los trabajadores manifiestan que trabajando desde casa ahorran tiempo en desplazamientos, mayor equilibrio entre su vida profesional y personal, menos estrés, mejor gestión del tiempo. 

Por su parte las empresas también encuentran beneficios a esta forma de trabajar, como son, mercado más amplio de candidatos, menores costes, reducción del absentismo.

Además de las anteriores, el teletrabajo ha acelerado dos grandes cambios culturales en muy poco tiempo, por un lado la digitalización de las organizaciones y por otro se ha implantado mayoritariamente el trabajo por objetivos desplazando de forma definitiva el control y el presencialismo, lo que es agradecido enormemente por los miembros de los equipos de trabajo y sin duda ha hecho aumentar la satisfacción, compromiso y motivación de las personas. 

Porque volver a la oficina si es una buena idea

Como en casi todo, la virtud está en el término medio, ¿por qué no recoger todo lo bueno que hemos aprendido durante este tiempo de teletrabajo forzoso? 

Los tres grandes motores que han hecho que todo haya seguido funcionando durante  este tiempo de teletrabajo forzoso han sido:

  1. Digitalización
  2. Flexibilidad laboral
  3. Liderar  equipos de trabajo híbridos

1. Digitalización 

Todo lo aprendido durante este tiempo, ya se quedará con nosotros, infinidad de herramientas desde comunicativas para estar en contacto vía mensajes internos, videoconferencias, etc , pasando por acciones de formación y desarrollo online que antes no veíamos posible más que de manera presencial, como es el caso del coaching digital o coaching online,  o el uso de la firma electrónica, facilitando que incluso se puedan cerrar  las negociaciones y contratos a distancia, a partir de ahora no puede sino potenciarse mucho más todavía la digitalización

2. Flexibilidad laboral

Un gran número de grandes y pequeñas organizaciones  están ya planteando nuevas medidas de  flexibilidad laboral, como un elemento que mejora la experiencia del empleado y así también amortiguar el temor por volver al trabajo presencial con propuestas como:

  • Trabajo híbrido: dos o tres días a la semana en la oficina y el resto trabajando desde casa.
  • Aumentar la flexibilidad horaria: si bien muchas organizaciones venían aplicando este tipo de políticas flexibles ahora cada vez se está estandarizando más el horario flexible. Incluso las personas que disfrutaban de reducción de jornada laboral,  lo están cambiando por trabajar a diario ciertas horas desde la oficina y el resto desde casa. 
  • Jornada laboral de 4 días: facilitando a las personas de servicios generales y departamentos internos la posibilidad de elegir trabajar de lunes a jueves o de martes a viernes y en los departamentos que dan servicio al cliente, reorganizando los equipos.

3. Liderar equipos de trabajo híbridos

En esta vuelta al trabajo presencial, en muchas organizaciones van a aparecer por primera vez los equipos híbridos y para que estos funcionen es especialmente importante el ejercicio de un buen liderazgo que sepa plantear y manifestar la visión y el objetivo, poniendo el foco en los resultados y no tanto en los procesos.

El líder que quiera generar un mayor compromiso deberá ser capaz de escuchar las necesidades de sus colaboradores, tanto para los que estén en remoto como en la oficina y además tener bien desarrolladas una serie de habilidades clave para ejercer un buen liderazgo.

Estas son 5  soft-skills más importantes del líder para gestionar equipos híbridos:

  • Adaptabilidad
  • Resolución de problemas
  • Coaching
  • Comunicación activa
  • Confianza

Quizá este sea también un excelente momento para promover acciones de desarrollo en los managers que les ayuden a ganar confianza y seguridad para liderar equipos. 

Si quieres más información sobre nuestra plataforma, contáctanos para una demo gratuita.

logo_white-min

Mindbly une tecnología, medición y coaching para crear líderes inspiradores y eficientes

© 2021, Mindbly todos los derechos reservados.